Mundos Literarios
Por una vida sana
Pincha para descargar

¿AMOR? ...no huele a rosas, lo siento.

Si preguntamos a los padres sus experiencias de amor por sus hijos, ciertamente que llegarán a las lágrimas. No importa qué tipo de lágrimas. En medio de la alegría o el dolor, cada experiencia máxima de amor está acompañada de un sacrificio superior que siempre se justifica. Así es, y lo puedo graficar con grandes eventos o personajes universales. Teresa de Calcuta, vivía el amor en medio del hedor a muerte. Los estudiantes que se organizan en invierno para llevar abrigo y sopa caliente a las personas que viven en la calle no se envuelven en erfume ni lo huelen. El aroma a pólvora  y cadáveres que enfrentaba la Cruz Roja u otra institución humanitaria en medio de la guerra o la atención de beneficencia a postrados... y tanto más.

Leer más: ¿AMOR?...no huele a rosas, lo siento.

 Leer

Mi más hermoso recuerdo, es uno que leí. Que no es preciso ni con formas definidas. Está lleno de conceptos y surge de la experiencia de la "Comunicación"; esa que definimos, pero no conocemos. Leer, legere, lego, co- lego; ya lo definí en el artículo anterior, pero me quedó gusto a poco. Comunicar, comunicare; es la hermosa experiencia de un contacto, alguien con alguien, algo con algo; sin necesidad de "decirse" o "saberse". Solo se complejiza esta "comunicación" cuando se somete a códigos, sensaciones, tonos y pausas; así como creatividad cuando la sensación supera a la razón ("El corazón tiene razones que la razón no entiende") y surgen sabrosas ilogicidades como : "silencio ensordecedor", "estoy buscándonos", "sin ti me sobra el aire" y tantos otros textos con vida y esencia. Es cuando el "lenguaje" toma forma humana y selecciona inteligencias. La nuestra: el habla. Nadie habla mal, todos hablamos con estilos y formas propias; pero nos comunicamos. La misión del estudiante, no importa el nivel, es entregar el mensaje, la del profesor, recibirlo y decodificarlo adecuadamente. No es al revés (como el sistema educativo lo ha estado haciendo por siglos). Es el "profe" el receptor en esta ecuación, jamás el emisor. Y al recibir ese mensaje, se descubre un tesoro; se descubre a un "otro" que depende de ti para comunicarse con el mundo. Tu misión, profesor, es facilitar la capacidad de expresión del alumno; y tu tesoro, alumno, es lograra expresarte con todas las herramientas posibles.

Les decía que mi más hermoso recuerdo, es uno que leí... leí sus ojos. 

Donde Leemos Juntos

Colegas, legere, colegio, co-legir... los que leen juntos. Comparten un ideal y con el tiempo los que forjan el proyecto de su propia vida, los alumnos; o los que forjan o ayudan a forjar la vida de los otros, profesores y trabajadores de la educación. Eso es un colegio; pero el Panquehue tiene ese tinte de humo y agua, tierra y sol. De gente especial. El Panquehue tiene historia reciente pero mística milenaria, lo dice su himno "Corazones forjados / en la fragua del saber / fieros antepasados / heredaron el bien"; honrando a quienes fueron construyendo este pueblo labrando sus tierras apenas sostenida por roca en cuatro pilares sobre una enorme laguna. Agua y humo: el humo del rescoldo, cuyo fuego fue fundiendo una raza aguerrida que hoy llenan nuestras salas, y qué decir de esa lava que algún día encerró en una eterna burbuja a sus aguas benditas, misma que da origen a este pueblo y convierte todos los talentos heredados, en arte y cultura, aprendizaje y conocimiento. Ese es nuestro colegio, el que marca el norte y presenta la pauta, porque no somos ladrillos y cemento, somos personas que crecen en común unión, comunidad, para el bien del joven, la familia, el profe, la comuna, el país y el mundo. El Panquehue es yunque y fragua para hombres y mujeres agentes de cambio, el Panquehue vive y palpita para que todos y cada uno vibre y palpite su colegio en un solo grito y una sola canción. Gracias por este espacio.

Copyright (c) Colegio Panquehue. All rights reserved.
Designed by olwebdesign.com